lunes, 14 de julio de 2014

Semana 35 - Cambios

Semana dura y con dudas sobre si competir o no en Pareja. Algo descolocado por diversos motivos durante la semana, por ello el miércoles fueron relativamente suaves, en el sentido de "no doblar" y pasar demasiadas horas delante del ordenador. El martes día en blanco por viaje a Elche, pago del máster y entrevista en el Decathlón de Albacete

Y por ahí vienen los cambios. 

Por lo demás, viernes recoger el "carnero" en Keway y evidentemente salir a estrenarla como un crío con zapatos nuevos y darle un poco de cera a las piernas, aunque cera han recibido toda la semana. Sábado viaje a Pareja con Ludgi y competición con carga "a ver qué pasaba". 
La salida fue ciertamente extraña, descontrolada como siempre, intento pegarme a los pies de Alberto González pero sale en diagonal y lo pierdo. Me pongo a cola de un grupito hasta la isla que hace de boya, donde levanto la cabeza y veo el grupo estirarse y a Rosado y De Santiago pegándose. Antes de la primera boya paso a Javi y poco después de pasar ésta a De Santiago e intento remontar hacia el grupo delantero sin conseguir reducir diferencias. Salgo 7º del agua por detrás de un para tri y a 30" de Jordi Giménez y Alberto. Transición y cojo a Antón, del Marlins y vamos para adelante. Sobre el km3 cogemos a Alberto y a Jordi que van parados. Los 4 nos ponemos a relevos y conseguimos bajarnos con 1'30" sobre un grupo de unos 25 en el que van los remontadores en bici. Cagarla en boxes y pasarme mi cajón y salir con unos segundos de desventaja con Alberto. Primeros metros fuertes pero aparece el flato... Y así durante dos vueltas que se me hacen eternas hasta que al final desaparece. Última vuelta a 35" de Alberto... le voy viendo a lo lejos pero ya sabía que iba a ser imposible cogerle. 34'16" a pie con unas dos primeras vueltas totalmente destrozado. Me quedé con las ganas de ser capaz de exprimirme para saber hasta qué punto iba a ser capaz de correr rápido. 

Domingo salida "al encuentro" con una buena grupeta, y subida hasta la Fuente del Real, despidiéndome de Talavera casi. 



Mañana me mudo a Albacete. El trabajo no va a venir a Talavera, así que habrá que moverse, promocionarse y luchar, aunque sea fuera de casa. Ironías del destino, que se te valore más fuera que en tu hogar... Seguiremos en contacto.

domingo, 6 de julio de 2014

Semana 34 - El pollo de Tudela

He escuchado cientos de veces que la suerte es una actitud, que si existe el karma, que la suerte se busca... Sobre esto tuve una charla con Nachete en el coche viniendo ayer desde Tudela y no nos conseguimos poner de acuerdo. 

Toda esta semana ha sido relativamente dura y todo enfocado a llegar al mejor estado de forma posible a Tudela, lo que supondría el último clasificatorio (que no oportunidad) de meterme, un año más, para el CE Élite de triatlón después de los fiascos de Fuente Álamo y la gran cagada de Vinarós

El Amazonas a su paso por Tudela. 
Mentiría si dijera que después de Vinarós no me he puesto a nadar como un animal y también mentiría si dijera que en las últimas tres semanas no he recuperado las mejores sensaciones de toda la temporada en el agua. ¿A costa de qué? Pues de correr algo menos. Esto no sólo por "nadar" sino porque desde Alcalá de Júcar he estado arrastrando molestias en diversas partes del pie por lo que he hecho más bici que otra cosa. Después de Alcalá sólo pude correr dos días antes del autonómico. Después del autonómico sí he podido meter algo más de volumen pero sin ser excesivo (aquellos 75km de invierno... ¡qué lejos quedan!). 

Así que era jugársela al triple sobre la bocina y confiar en nadar bien después de la inyección de moral de Alcalá y del Autonomías... Pero cosas del destino, viene un temporal del copón en pleno mes de julio y se pone a llover como si no hubiera un mañana, tampoco le das mucha importancia hasta que el viernes ves en las noticias cómo está Pamplona del agua, y claro, te da por meterte en la web de la Federación Navarra de Triatlón "a ver qué pasa"

Resulta que suspenden el tri por el estado del Ebro y lo ponen como duatlón. Cosa que a priori me beneficiaba (y no era a mí al que más) pero visto el poco volumen a pie y lo bien que me encontraba nadando hace que surjan dudas. Y más dudas, porque que un duatlón dé plazas para un Cto de España Élite de Triatlón Olímpica debe ser más o menos como si jugamos a la petanca, así que a 24h de la competición no sabíamos si las plazas las moverían a otro triatlón o las mantendrías. El revuelo ha sido minino (y todos sabemos que con razón). 

De la lluvia al calor. Ayer conocimos de primera mano cómo se las gasta la "fresca" tudelana. Correr un duatlón a las 5.30 de la tarde, con el buche reventón (otra cagada de novato, comer a las 3 y correr a esa hora pensando que era una hora más tarde). Nos tuvieron 5' esperando en boxes bajo el sol antes de dar la salida. 

Y aquí es cuando ves irse el tren a la gloria....
Primer kilómetro por aslfato, los pies empiezan a arder pero piensas que se irá esa sensación dentro de poco. Pero te equivocas. El ritmo no es alto y me coloco escondidito en modo "ahorro". Los pies siguen molestando y la sensación es cada vez peor y más dolorosa. Cada giro es un suplicio y comienzo a pasarlo mal más que por el ritmo por no poder pisar bien y perder cualquier tipo de economía de carrera, aún así aguanto en el grupete hasta la T1 donde entro último y salgo igual. Cojo el grupo y al ponerme las zapatillas confirmo que llevo los pies cocidos y llenos de ampollas. Me cuesta hasta pedalear. No voy cómodo en ningún momento. 22km en grupo pasando a relevos, muchos de ellos son de peseta, gastando lo mínimo para intentar hacer una T2 decente, aunque sabiendo el dolor en bici me doy cuenta que será muy muy difícil hacerlo dignamente. Todo tranquilo hasta los últimos 2km donde dos palos, uno de Rojas y otro de Muller me hacen apretar un poco más de la cuenta. El de Muller es especialmente doloroso, Javi se queda un poco en tierra de nadie y tengo que salir a enlazar... Ese es el punto en el que sabes que no tienes nada que hacer. La T2 me parece que se hace sobre cristales, un dolor indescriptible. Los primeros 500m de carrera son igual de dolorosos. Intentas autoengañarte diciendo que era peor correr sin zapatillas pero no funciona. El podio se escapa sin que puedas hacer absolutamente nada y sólo te queda remontar hasta una plaza digna. en meta. Con más pena que gloria

Sobra decir que ayer estaba cojo y hoy, cuarto y mitad de lo mismo. Hoy tocó descansar pero debe ser que la cabeza quiere nadar porque me estoy pensando seriamente lo de inscribirme a Pareja. La cuestión es si las ampollas piensan lo mismo. Tengo 24h para pensarlo. Si voy, será más como una competición con carga que con la intención de ir a disputarlo. El ranking regional está perdidísimo desde hace tiempo y no voy a puntuar ni en el mínimo de pruebas para entrar dentro. 
Cuando sea tri hay que volver, la organización de 10. 

Del resto de la semana, hay poco que contar, todo ha salido bastante bien, cumpliendo todos los entrenos y contento con los tiempos, sensaciones y sin parar en todo el día. 

¡A pensar...! 

miércoles, 2 de julio de 2014

Semana 33 - CEs por Autonomías

Después de Alcalá de Júcar el lunes y el martes estaba como un bloque de mármol. Y por diversas circunstancias me salté la natación algunos días y modifiqué el entreno de otros, así que realmente días útiles y programados hice sólo dos. 

Esta semana ha sido un poco descontrol, ya que por las molestias que arrastraba del talón izquierdo y los metatarsianos derechos no he podido correr absolutamente nada hasta el jueves, de hecho he estado casi cojo. Así que metí bastante bici, lunes, martes, miércoles y jueves con alguna serie con Samu el emboscadas. 

Nada de carrera hasta el jueves, con un 8x500/1' buscando quitar la carbonilla del motor y "sufrir" un poco metiendo ritmos superiores a la VAM (el más lento en 1'28"). 

Viernes viaje a Toledo con Hectorete, que por cierto, ha gastado ya la suerte del mes porque se iba a ir en el autobús hasta allí para salir con la selección de CLM al Campeonato de España de Edad Escolar y como coincidía con mi viaje nos fuimos juntos en el coche. 
Y nosotros en todo el medio...
Como decía, viernes viaje a Toledo, más temprano de la cuenta, y cuando sonó en despertador a las 7.30 pensé "Arri, eres un bocazas". Pero bueno, como amigos no me faltan, ya había quedado con Óscar para entrenar por la mañana en el CAR de Toledo. Así que dejé al crío en la explanada de autobuses, me fui a tomar un café con Trimatas y Manolo Cañadas antes de que siguieran el viaje y después reencuentro en el Abrasador para irnos a nadar a la piscina del Polígono. 

Una gozada. Piscina de 50 al aire libre "sólo para nadadores" de 10 a 12. Y "sólo para nadadores" no quiere decir que les den absolutamente todas las calles a los clubes de natación para que den los cursillos, sino que a esas horas el espacio está reservado para el Oriol y el Carrasco. Tome nota el Ayto de Talavera, que hay otros dos clubes de natación en la ciudad y no se adjudica todo a los mismos. 

Después estuve comiendo con Óscar y Alberto, y María Varo que llegó un poco más tarde, en el Abrasador, menú a 10€ y comes como un señor. Viaje largo a Navajas con 30' parados en un atascazo antes de llegar a La Almarcha donde recogíamos a Pilar, Alba y Rodri. Luego trote suave (con mecánica de bici entre medias), ducha, cena y helado. 

Sábado por la mañana reconocimiento del circuito de bici, reunión técnica, comida y a la hora de la siesta adelantar curro. Por la tarde competición... Y sobre esto, hay cosas que no deberían permitirse en un Cto de España por Autonomías: box estrechísimo y mal aprovechado, utilizando únicamente un pasillo y no dos, transición eterna de "piedra enmoquetada" (esto tampoco se puede hacer mucho), salida y entrada al agua conflictivas y la salida a competir desde dentro del pantano en una plataforma de piedra estrechísima... Vamos, que hubo una ensalada de hostias monumental. 
Llegada a meta
Respecto a mi competición... Natación guay hasta la primera boya después de ir últimos de todos con Omar y abrirnos hacia la izquierda porque encontré los pies de Josemi y me enganché a ellos como un perro de presa... Luego lo perdí y a hacer mi propia guerra. Transición con Rosado justo delante y grupo en bici. Poca historia más que contar hasta la T2. No la hice bien del todo y Rodri y Javi salieron a full (hasta los 500m) y yo por detrás. Cuando el asfalto cambió y empezamos el "cross" de la carrera a pie los cogí y les fui marcando el ritmo chicharrero, los tres juntos. Así hasta el km3.5 o así, cuando nos pasó Mario García (Andalucía) y Rodri y Rosado intentaron seguirle, con el resultado de explosión del segundo, jaja. En la última bajada Rodri atacó y yo intenté irme detrás a pocos metros y entramos al final 20º y 21º sin llegar a cogerle. 

¡Vamos equipo!
Domingo relevo. Entramos 10º de 14, con todo el esfuerzo del equipo. Mi posta era lay el más cercano era Murcia a 2'15" y sólo pude recortar sobre 15". La verdad es que no me encontré como esperaba en bici y a pie pero bueno, tampoco había mucho que rascar, mantener la diferencia con Aragón que venía por detrás y poco más. Otra vez la carrera a pie con un tramo de Trail y voladoras. Mala combinación. 

Lunes natación y 20' suave totalmente jodido del talón izquierdo. 
Martes bici pestosa por la mañana con mucho aire con Joaquín, natación fuertecilla, gym a mediodía y trote suave a última hora. 



Hoy entreno ruso que me ha dejado totalmente baldado y ahora a las pistas a correr que parece que el talón se está quejando menos y hay que aprovechar. 

Esta foto es totalmente de autobombo, jaja. 
Os dejo las fotos de Triatló CV. 






lunes, 23 de junio de 2014

Semanas 31 y 32 - Alcalá de Júcar

Después de la hecatombe de Vinarós (o Vinaroz) tocaba tomarse un par de días y reflexionar, y ya de paso que se cerraran de una vez las heridas de la mano que todavía seguían dando por saco. 

Un par de días de relax y de pensar demasiado, con pocas ganas de hacer nada, hasta que me mandan un whatsapp para ir a entrenar. De normal la compañía se agradece, y cuando te llama Fernan pues siempre es un plus. Así que de miércoles a viernes estuve entrenando con él a saco. Como comprenderéis ni yo hacía sus ritmos, ni sus entrenos en la mayor parte de los días. Aún así, es evidente que no voy a hacer ninguna referencia a qué estuvimos haciendo cada día ni tampoco series, ritmos o demás. Sólo sé que empecé a encontrarme algo mejor día tras día, que sufría mucho pero acababa contento los entrenos. 

El sábado fue un día de relax por diversos motivos, así que fue de nuevo otro día en blanco, de barbacoa en casa de Toni con Edu, Dani y Monty y desconexión nocturna. El domingo un trote con cambios con Fernan y curro a saco delante del ordenador. El lunes fue un día totalmente perdido, por lo menos por la mañana, al menos en lo que a entrenos se refiere pero no así en la planificación donde avancé bastante con el grupo de ciclistas de Seguimiento Deportivo. Por la tarde trote suave con Fer y algo de técnica de carrera, y ya el pensamiento de inscribirme a Alcalá de Júcar. 

Martes salida suave en bici y ya empecé a meter mis entrenos. En la piscina coincidimos con Aldana y metí un 9x200/30" A2. Uno de esos días tontos en los que te sale absolutamente todo... Pues así fue el martes. De hecho fue tal el nivel que jugando en la Copa local de Futsal empezamos jugando con uno menos, me regateé a medio equipo contrario y marqué. Y así aguantamos la primera parte... Luego cuando vino el que nos faltaba pasó lo que pasa siempre, que nos cascan 5. Afortunadamente dejo el futsal de manera oficial para los huecos de esparcimiento y descontrol. 

Miércoles bastante pesado de piernas, algo normal después del día anterior. De nuevo a la piscina, esta vez con Samu y David en la calle para usar material. Vuelta al A2 con 2x400, 2x300, 1x200 y 1x100. A mediodía gym y nada más acabar éste a la bici. En principio iban a ser 2h suaves. Al final fueron 2h30' con Hontanares, tirando del carro para variar, con dos subidas a Valparaíso, una a ritmo y la otra suave acompañando a Josemi. Se notó en esta subida el calentón que me había pegado hasta Montesclaros para enganchar. Mucho, mucho calor, llegué a casa y me tuve que dar un baño de agua fría porque venía ya con el motor a medio gripar y el palomo cagándome en el pecho. Nunca había tenido esa sensación de que te empiecen a dar hormigueos en las manos dando pedales. 

Jueves, sesión dura de natación con 5x(50+100+150) en A3. Acabé bastante tostado y por la tarde fui un extra de The Walking Dead, así que a descansar. Viernes día pre-competi, 1500 variado con un poco de técnica, pies y velocidad y por la tarde 30' rodar tranqui, entre medias recados en bici y limpieza de la misma. 

Sábado viajecito con Luis Rin hasta Alcalá donde intentaría estar lo más adelante posible. Viaje largo pero ameno, con el tito Luidgi se puede hablar de todo. Él empezó con las cagaleras de la muerte antes de tiempo y yo estaba relativamente tranquilo pero consciente de que al final siempre me falta tiempo. Así que dejé las zapas en la T2 y me fui a la T1 rodando suave. 

Aquí ya empezamos con el cachondeito, dorsal 3, y un árbol en todo mi dorsal que no me dejaba colocar la bici bien. Así que ya empezamos a hablar de "complot de Trimatas contra Arri", jajaja. Hice uno de esos calentamientos largos que nunca suelo hacer, aunque me quedé pajarito. El agua a 22º y sin neopreno. 

A las 18.30 salida. Los gemelos y Rosado se ponen en medio, yo unos tres o cuatro metros más a la derecha para llevarme los menos golpes posibles y para aprovechar la curva del río unos metros más adelante. Salgo y a los 100m voy en paralelo con los de cabeza, me voy encontrando bien pero me relajo demasiado y me como los juncos de la orilla. En el doble giro de las boyas consigo enganchar los pies del grupo que se estira, veo a Rosado que va tercero con los de la Roda y otros dos Nutris que van justo por delante. Empiezo a meter frecuencia y pies y voy remontando. Casi los tengo. Me como un árbol que salía del fondo y no se veía casi, a los 50m me vuelvo a relajar demasiado y me voy para los juncos de nuevo. Sigo remontando y voy cuarto, ahora se han ido unos cuantos metros. Salgo 4º del agua con uno de los gemelos a escasos segundos.

En la T1 me lío un poco y pierdo segundos. Intento salir a bloque para coger a los tres de cabeza, Víctor, Jesús y Javi Rosado, pero creo que no quieren mi compañía por la velocidad a la que van. Por detrás sale Benito y se engancha a rueda, lo de dar relevos... como que no. ¡Serás paquete Beni! Esperamos al Cubatillas (Miguel Ángel) que viene por detrás. En el km5 nos cantan 30", en el km15 nos vuelven a cantar 30"... pero de ahí al 35 nos caen otros 30-45". Los vamos viendo casi todo el rato pero no les recortamos. Yo empiezo a ir tostado y Miguel no va tan fuerte como otros días y "pasa como puede" (eso según dice, porque en el llano me iba puteando bien). En la bajada intento tirar fuerte pero con el viento tampoco se puede hacer mucho. Miguel pincha a 1km de meta y Benito-Ruedas y yo nos bajamos a correr. 

T2 y a correr, Benito esprintando y le digo "cabrón, ¿no ibas que no podías dar un relevo?". Pongo mi ritmo. El circuito de carrera a pie no es rápido. Mucha piedra suelta, más típico para unas Salomon que unas K-Swiss. Marco mi ritmo incandescente y en el giro veo a Rosado primero y a los gemelos a tiro. El giro supone un momento de crisis por la falta de ritmo. Al final me rehago y vuelvo a encontrar el flow. Paso a los gemelos y veo a Rosado, decido ir a por él sin contemplaciones pensando "Este ha caído antes del giro de la 2ª vuelta". Pasamos por el puente donde se efectúa el giro y nos meten a meta. 

Todos nos miramos con cara de póker en meta. ¿Qué cojones ha pasado? Eran dos vueltas de 3.5km cada una, ¿por qué nos metieron a meta? Trimatas se queda extrañado en meta y nos pregunta... Ahí su cara se volvió un reflejo de la desesperación. 

La explicación es la siguiente: Si pones a un "Oficial", léase "Juez" de triatlón que es ---------- profundo (como quedó demostrado a posteriori) en el punto de giro, a 1.8km del box de la T2 y le estás avisando de que van a llegar los corredores, no se mueve "porque le da tiempo" y al final tiene que salir corriendo porque los deportistas llegan antes al giro que él. Y algo pasa cuando está todo perfectamente medido, con 3 GPS y llega el nota y dice "que el punto de giro está muy lejos" y que "hay que modificar el recorrido de dos vuelta a una porque si no los triatletas van a hacer ¡16 km!". ¡Ojo! ¿Cuántas veces ha corrido este tío para saber qué distancia es esa? Pues con todo y con eso, no reconoció su error de manera pública ni pidió disculpas a la Organización ni tampoco a los deportistas que nos vimos afectados. Es más, cuando acabaron cogió la ruletita de medir y se fue para "cercionarse" de su razonamiento (y la ruleta le dijo que había 3.800m contando hasta meta y no hasta el punto de giro (o sea, que encima lo hizo mal). 

Una pena que esto empañara el ambiente de la competición y la puesta en escena del I Triatlón Alcalá de Júcar porque ni el paraje ni la organización lo merecía. 

Por mi parte, segundo puesto que sabe a poco pero cualquier cosa que diga, incluso ganar, es mera especulación. Ahí están las clasificaciones. Corriendo a 1'51"/km gracias a un incompetente. 

Desde aquí todo mi apoyo a Trimatas y la organización y voluntariado que sé (y todos los deportistas que corrimos sabemos) no tuvieron nada que ver con este suceso. 

El año que viene repetiremos. 

Hoy 2h suaves con Luidgi para soltar piernas... después del viaje de anoche, ¡tela!

lunes, 9 de junio de 2014

Semana 30 - Rumiar el fracaso

Llevo unas cuantas semanas en las que mi vida es un non-stop constante. Vivo en un estrés perpetuo y si voy corriendo de lado a lado no es por entrenar, sino porque hay un millón de cosas que hacer (sí, entre ellas entrenar) o las que me han colocado (lo que viene siendo comerse un marrón). 

La semana pasada ha sido de ese tipo. Completa. De lunes a viernes. Llegando a estar asqueado en muchos aspectos. 

Aún así subí hasta Vinaroz con la esperanza de clasificarme, un top20 y siendo olímpico me favorecía (a priori), más con el perfil que mostraba la organización con un puerto duro para hacer que a alguno le bailaran las piernas. 

Viaje largo y en solitario, al final llegué hasta las narices de coche, de viaje y de todo, con un cansancio tremendo y con la única apetencia de dormir y estar tumbado en la cama. Aún así empecé a adelantar trabajo planificando entrenos para los deportistas del domingo hasta las 6.30 de la tarde cuando me fui con César Hernández a recoger los dorsales y ver el circuito de bici. De puerto nada, un repecho de 300 metros y poco más. Después bajé a la playa a nadar, con el agua caliente y ya vas echando cábalas: "Mañana sin neopreno, ¡por fin!"

Salida a las 9 de la mañana. A las 6.30 desayunando en la habitación en plan guarreras. Todo el sol que hizo la tarde anterior se transformó en una borrasca y un día poco apacible. El viento en su línea general, quizás algo más que el día anterior... y la natación con neopreno. Bastantes más olas que el día anterior (hubo mar-plato) y cuando nos metemos a calentar nos echan del agua. 

En cámara de llamadas nos dicen que nos coloquemos "por orden de dorsal". Si llevas el 105 de 112 te vas para atrás aunque luego te sientes como un pardillo porque ni filas ni hostias, aquello fue un descontrol. 

La salida fue también extraña. Ni preparados ni nada, de repetente empieza a sonar una campana y todos a correr. La natación en rombo, que debe ser la recompostia de complicado. Al tirarme al agua cojo pies al principio y a los pocos segundos me empiezan a dar de hostias dos tíos, uno por cada lado, hasta la primera boya donde consigo enganchar un grupillo hasta la segunda boya. Voy nadando bien y de repente dejo de verlos y están a tomar por culo. Hasta la tercera boya me pego una paliza pero no los engancho ni de broma y de ahí a la playa a dar la primera vuelta te das cuenta de que "hoy no va a ser tu día". Aún así intentas remontar y no eres capaz. Te invade una sensación de abatimiento y rezas para que las cosas se paren en bici. 

T1, sales, no hay grupos a la vista, vas cogiendo los reventones de los grupos. Uno... a los 3km otro... tampoco se hace grupo porque van tostadísimos y no aguantan. Y así 22km. Más sólo que la una con otro triatleta que te da relevos de 30" y se aparta. Al final de la primera vuelta cogemos a 2 y la dinámica es la misma. Pillo tiempo por la primera vuelta, el grupo de Cuchi nos mete 3'30" y el de Rubén de Santiago 2'45"... ¡Tío! ¿¡Qué cojones has hecho nadando?! Al comienzo de la segunda vuelta nos coge un grupo de 10-12. No tira ni Cristo. Otros 18km así con Rodri del Trischool y Nachete Díez del CTOA ayudándome pero colaboración nula en líneas generales hasta el último kilómetro donde todos quieren ser primeros.

Aquí está la diferencia. Se empiezan a quitar los pedales a 1km de meta y yo meto mi plegadita para quitármelos a 100m de boxes y bajarme primero junto con JA Borja a la T2. 

Ahora a intentar el milagro. Pero los milagros no existen y la virgen no baja tan a menudo. El 10k está bastante largo pero la gente no llega a reventar tanto como para llegar al top20. llego a meta el 26º, totalmente descompuesto con un dolor de estómago horrible desde el km6 y a 55" de la clasificación. 

Lo peor es comerse 600km con el runrun en la cabeza...

Ahora toca descansar una semana de "hacer lo que quiera". Para empezar voy a dejar que se cierre la herida de la mano completamente porque todavía sigue sangrando y me sigue doliendo (cuando hago fuerza con los dedos sobre todo). Mañana toca análisis completo de sangre y orina. Y fundamentalmente desconectar un poco, recuperar la motivación y ver qué cojones hago para meterme para el CE Élite...

sábado, 31 de mayo de 2014

Interludio III - Lo que vienen siendo días de mierda

(Voy a utilizar toda la ironía y sarcasmo posible en el siguiente post...)

Hay semanas en las que, quizás por avatares incompresibles del destino, no sirve aplicar con mano firme o suave los principios de entrenamiento, las reglas fisiológicas o cualquier tipo de estrategia motivacional. 

Lunes y martes fueron "días basura" con la mano totalmente hinchada sin poder doblarla. Lunes descanso y martes un rodaje "a mi rollo" sin mirar el reloj nada más que al final para hacer 1h15' y 18km con la subida a la Labranza y cuestas por el Bosque Mágico, cansancio a tutiplen, eso sí. 

El miércoles "pude" nadar. Entre dolores y viendo cómo la costra se reblandecía y se quedaba de aquella manera (esto es tónica durante la semana) y un poco de bici (1h50' con una subida hasta la Rotonda del Real). 

El jueves fue uno de esos días en los que Murphy se explayó el pedazo de cabr*n y no hubo manera de meterle mano. Sesión de natación, mal el líneas generales, con un chasquido indigno del recto femoral derecho y molestias (y posible contractura, aunque esto lo determinará el fisio el lunes). Al salir del agua sesión dura de abdominales y por la tarde a la pista a hacer un 7x1k/1' "ritmo 10k". Entre medias decides que estás tan jodido que te vas a echar 30' de microsiesta, pero cuando llevas 10' te llaman al móvil (tu abuelo, que debe ser que tenía muchas cosas que hacer el resto del día y por eso te llama a las 16.20). La idea era hacer 4 por fuera de la pista y 3 por dentro, intentando un 3'10"-3'12". Empiezas y te notas cansado, marcas los dos primeros en 12" y en el tercero te hincas un pedrolo en el metatarsiano derecho que ves las estrellas y te obliga a parar. De ahí en adelante angustia y dolor, mucho dolor, aunque me metí por la pista, los últimos 300 de cada 1k eran muy muy dolorosos. Y de 3'10" estimado te vas a 3'14" con una FCMáx de 166

Ya el remate te lo dan en casa cuando te dicen que tienes que llevar a tu hermana el sábado a Toledo a hacer un examen (y tiene que estar allí a las 9 de la mañana). 

Viernes natación por la mañana. No te apetece una mierda tirarte a nadar pero es un entreno de 24x100, bueno son cienes pero joder, son 24. Al final resulta que estás hecho una patata pero los tiempos salen casi mejor que otras semanas. No lo entiendes. Pero acabas satisfecho. Te vas al gym, entrenas, vuelves a hacer los abdominales porque esta semana el objetivo es fatigar el "core" e ir nadando como un corchopan. Sudas como un gorrino con los isométricos pero te sientes "realizado" y piensas "joder, no estoy tan mal". Luego quedas con Samu para hacer 3h "suaves" y cuando llevas 20' te dice, "¿Empezamos las series?". Es entonces cuando tu cara se transforma en un poema con una gota de sudor encima de la ceja y con miedo preguntas "¿Cuántas, de cuánto y con cuánto?". 10x10' marcheta +5'suave rec

 [Marcheta: Ritmo de ir acoplado en cabra durante bastante tiempo e ir dando por culo al personal pestoseando] 

Ahora es la cara de Trol la que aparece delante de la cara de Samu. Piensas, "Bueno, pues yo a rueda y seguro que aguanto". Al acabar la primera serie notas que algo se muere dentro de ti y te ves obligado a hacer un pit stop de emergencia y soltar el demonio que llevas dentro. Te vuelves a montar, te metes 10' a todo rabo para recortarle. Empieza la 3ra serie... Miras el pulsómetro, 142 ppm y bajando... Aquí hay algo raro... Y así hasta la 6ª donde todo va relativamente correcto, salvo porque el agua empieza a escasear y el viento pasa de pegar de costado a darte de jeta. La 7ª y la 8ª serie son clavos para tu ataud, sin pasar de 30 kmph y atufadísimo, medio cuesta arriba y tirando, porque es el único terreno donde la cabra no tiene ventaja. El agua se acaba, ya sólo quedan las babillas y dos series. La 9ª la aguantas. La 10ª revientas y acabas justo en una pequeña bajada: recto Talavera, derecha gasolinera. La elección es clara: una cocacola de un litro casi de trago. Llegas a casa con 3h y 33 de media, un pulso medio de 126 y una FCMáx de 149 (y en subida).



Este momento es casi poético y bohemio porque piensas "me han roto el corazón" (o directamente dudas si lo tienes). 

Luego te llaman para ir de pinchos y te animas, te echas un par de birras y luego tus colegas te llevan al Colmaditos, donde la Estrella Damn es peor que el agua de fregar. Sabiendo eso te tomas un par de botellines en casi dos horas. 

Te vuelves a casa porque mañana te toca madrugar y has quedado con Óscar para hacer multitransis en Toledo mientras tu hermana se examina. Te metes en la cama y es la 1 am. Te pones a dar vueltas en la cama y a comer techo. Parece que la han echado guaraná a la puta cerveza. Ya son las 3.20 am y estás hasta los cojones de todo. Comes algo. Te acuestas. Te vuelves a despertar, son las 6.20 am. "Ya puestos desayuno y me vuelvo a dormir". Una hora después estás levantándote de nuevo. Viaje, bici, macuto.

Entrenas. Estás "inflao'" pero el cuerpo responde. Tienes un ardor extraño estomacal, como cuando sales y te bebes hasta el agua de los floreros. No tiene sentido ninguno, ayer acabaste jodido, no has descansado casi... Haces un 1500 después de calentar en 4'41" y relativamente fácil. Cambias a la bici. Vuelves a bajarte. Otro 1500, este más rápido, pasando el 1k en 2'58" y acabando en 4'31". Sueltas. Te duchas y vistes en el CAR de la Avda de Europa... Empiezas a notarte de mal humor... 

Comes, vuelves al coche, viaje de vuelta. Comentas con el Melón "ya me toca conducir hasta los findes que no hay competi, primo". Llegas a casa "me voy a echar una siesta de pijama y orinal". Iluso. Llevas 40' dormido y te despiertas, ya no eres capaz de volver a dormirte. Tienes un millón de pensamientos en la cabeza y ninguno bueno. Te despiertas. Meriendas porque la comida no fue abundante. Te vas a nadar de la mano con tu pachorra. Las patas te duelen y piensas "Quién cojones me mandaría a mí...".

Calientas. Después de 1000 metros la mano te empieza a doler. Venga joder, si sólo son 5x300 y 12x50 EI, esto es pan comido, si entrenaras con el CTE esto sería una sesión suave. Y nadas. Miras el crono con resignación pero los tiempos salen. Te tomas el pulso. No sube, igual que ayer y anteayer. Vas en A2 a 22 (132) y el A3 en 25 (150). Repites la frase de ayer, "me han roto el corazón". Acabas y vuelves a la colchoneta a castigar el abdomen, vuelves a chorrear como un gorrino con los isométricos..
.

Entonces, y sólo entonces, es cuando te llega alguna buena noticia por Whatsapp de los deportistas que entrenas... (y esto os lo contaré mañana cuando tenga todos los resultados). 

Desde aquí darle las gracias a Óscar por esas charlas y ese entreno que nos hemos pegado, que ya se echaba en falta cambiar de aires y una conversación amena. 

lunes, 26 de mayo de 2014

Semana 28 - CE Tri Sprint y CE Acuatlón

Esta ha sido una semana bastante atípica para "estar preparando un CE". Después de la semana pasada en la que sólo pude sacar tres días de entrenos útiles afrontaba el comienzo con los vestigios del "catarro común" que diagnosticó el "lisensiado" el lunes anterior.

Poco a poco los mocos se fueron yendo y fui capaz de sacar algunos entrenos curiosos pero como nada es perfecto, el miércoles empezó a empeorar el tiempo y cambiamos las bermudas por los pantalones de pana y el paraguas. 

Lunes: Natación + carrera a pie suave.
Martes: Natación + carrera a pie (series ritmo competi, todo en ayunas) + gym + rodillo.
Miércoles: Natación + rodillo. 
Jueves: Bici (series en cuesta) + carrera a pie + gym.
Viernes: Viaje, tocar agua y 3 vueltas al circuito de bici.
Sábado: CE Triatlón Sprint.
Domingo: CE "Acuatlón". 

De lo del sábado hay bastante que contar. Hasta la primera boya fui bien colocado, luego me empezaron a llover hostias y perdí la posición y el grupillo, así que salí tirando de otro pequeño grupo aunque en realidad los cortes se hicieron en la T1 porque salimos del agua como un rosario. En la bici se formó un grupito con otro delante a unos 30". En la primera subida hubo un enganchón en el grupo que llevábamos delante y pillamos a Javi Iglesias. Segunda vuelta tranquila. En la 3ra, en la primera rampa de la subida subía por el lado izquierdo de la carretera con Iglesias al lado, se les escapó la cala y dio un bandazo que me llevó a empotrarme contra el muro parándolo con el hombro y con la mano (con el consecuente destrozo) y perdí el grupo. Me monté de nuevo y al final de la bajada conseguí enganchar de nuevo con más mala leche que un gato pisado. La cuarta vuelta fue de guardar duros. T2 tensa, muy estrecha para el pelotón que nos bajamos, corriendo sólo me adelantó uno y conseguí acabar el 23º en meta. Y 3os por equipos inesperadamente. 

Es curioso ir corriendo y notar el olor a sangre. Después en meta curarme con la cruz roja y durante toda la tarde tener la herida de la mano sin dejar de sangrar. El efecto ducha tampoco estuvo mal. Aunque fue peor a la hora de dormir, que no sabía ni cómo colocarme. 

Al día siguiente el Acuatlón, modificado a "1k nadando + 5k corriendo" (5.8k por el Garmin de Rober). 


Lo de tener heridas en el brazo y nadar con neopreno no es ni por asomo una buena combinación. Calenté bien en seco y luego intenté calentar en el agua pero el dolor de la mano y del hombro era insoportable... "Y así mil metros". Se me hizo largo sí. Salí hacia la mitad, dejé que se entraran al agua y después cogí pies de los que se habían metido a la izquierda hasta la medio camino de la boya. Después los de la derecha se cerraron y me empezaron a llover hostias, incluidas 3 en la mano en las que vi las estrellas, y empecé a recular. Sobre la segunda boya remonté un grupillo y dejé de sentir dolor en la mano por la temperatura del agua aunque no del hombro. 

Salí y vi a uno de los gemelos por delante, a Rosado, Omar e Iván Cáceres pero la transición fue pésima. No podía hacer fuerza con la mano izquierda y me tuve q poner las zapatillas a dos por hora, y ahí empezó en parte mi carrera para acabar el 31º y 5os por equipos sin Antonio Benito

La mano horrible, hinchada y sin la forma nudillesca, casi deformada. Ducha, comida en el apartamento de los Fast con los padres de Pau y vuelta a Talavera (con parada en la Blume)